Tel: 667 49 48 46 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

El empleo del amoniaco en la limpieza

El empleo del amoniaco en la limpieza

Si estás interesado en la limpieza de comunidades en Barakaldo, es importante que conozcas los usos de determinados productos como, por ejemplo, el amoniaco, uno de los más versátiles.

Los que estamos familiarizados con la limpieza de comunidades en Barakaldo sabemos que el amoniaco se puede emplear en multitud de espacios y de superficies para conseguir fantásticos resultados.

No obstante, es primordial conocer la forma adecuada de utilizarlo para potenciar sus efectos y conseguir que cualquier estancia quede reluciente.

Antes de usarlo es muy importante que tengas en cuenta que se trata de un producto con un fuerte olor. Es conveniente que no lo mezcles con otros químicos o productos de limpieza para que no se produzcan reacciones alérgicas o intoxicaciones.

En este sentido, te diremos que, por ejemplo, nunca debes mezclarlo con lejía porque se produciría una reacción de una gran toxicidad.

El amoniaco es fantástico para que los cristales y los espejos luzcan con mucho brillo y queden completamente limpios. Para ello, tienes que coger un paño de algodón y humedecerlo con él. Es importante que el paño no suelte pelusas.

Tienes que pasar el trapo y, a continuación, frotar con un paño especial para limpiar los cristales o con un periódico hasta que seques por completo la superficie.

Es ideal también para los baños y para la limpieza de toda clase de objetos de cristal. Así, se les puede devolver la transparencia y el brillo. Solo necesitarás mezclar el amoniaco con agua.

Si se trata de adornos de bronce o de cobre, el amoniaco también es perfecto para su limpieza, al igual que ocurre, por ejemplo, con la campana de la cocina porque es ideal para acabar con la grasa.

En Robenska 2007 estamos muy contentos de darte toda clase de consejos para que la limpieza de cualquier espacio sea perfecta.

haz clic para copiar mailmail copiado